Tel: (+34) 619281862
E-Mail: illes@illes.cat

GEDENKPLATTE IN DER BAR LA ESTRELLA

ILLES.cat

Placa conmemorativa en el puerto de Ibiza

An der Seitenfassade der Bar La Estrella wurde eine Gedenktafel angebracht, im Hafen von Ibiza, was sich auf den Aufenthalt von María Teresa León und Rafael Alberti auf der Insel jetzt bezieht 85 Jahre alt. Kam die 28 Juni, um einen langen Urlaub zu verbringen, aber der Staatsstreich und der Ausbruch des Krieges zwangen sie, ihre Pläne zu ändern…

María Teresa León und Rafael Alberti vivieron al principio de su estancia en Ibiza en la casa de es molí de na Secorrada, donde el Ayuntamiento instaló un monolito ante el molino con un texto de las memorias de María Teresa León.

La placa en el puerto, realizada por el ceramista Toniet, está motivada por los muchos ratos compartiendo conversaciones con los amigos que hicieron la isla como Justo Tur, Escandell y otras personas de la ciudad. Se recogen estas líneas que hacen referencia al bar:

A finales de junio de 1936 los escritores María Teresa León y Rafael Alberti llegaron a Eivissa para pasar un largo período de vacaciones. Tres semanas después los sorprendió en la isla el golpe de Estado militar que acabó con la II República, y el estallido de la Guerra Civil. Años después, María Teresa León rememoraba en sus memorias aquellas semanas intensas, las amistades hechas y las conversaciones en el bar la Estrella:

‚… ¡Adiós, Pau! ¡Adiós, Escandell! ¡Adiós, Justo Tur! Adiós, adorable isla pequeña de Astarté! Nos vamos, pero mucho hemos de hablar de ti, hermosa entre las hermosasTenemos que sentarnos en el café de la Estrella -¿Verdad, Pau? ¿Verdad, Escandell?- mirarnos, merken…”.
Memoria de la melancolía / María Teresa León

El Ayuntamiento de Eivissa en el 85 aniversario de aquella estancia.

Otras partes de las memorias de María Teresa León hablando de aquel verano son como sigue:

‚… Tiempos crueles para la isla que obligaron a los ibicencos a armarse para una guerra de represalia. El último valiente tiene una estatua -que es veu des del bar Estrella-. Es el capitán Riquer. Lo conocen todos los niños de la Isla. Venció al pirata gibraltarino que pirateaba con bandera inglesa -que raro¡- in 1806. …

Otro párrafo que también habla del bar La Estrella en el libro de memorias de María Teresa:

‚…Le habíamos conocido (a Pau), con el estudiante Justo Tur, en el bar de la Estrella, donde funcionaba una radio casi clandestina, mientras el dueño, emigrado alemán, hacía marchar hacia la calle el altavoz lleno de cuplets: ‘Que tengo sangre gitana, en la palmita de la mano

Tiempos crueles para la isla que obligaron a los ibicencos a armarse para una guerra de represalia. El último valiente tiene una estatua -que es veu des del bar Estrella-. Es el capitan Riquer. Lo conocen todos los niños de la Isla. Venció al pirata gibraltarino que pirateaba con bandera inglesa -que raro¡- in 1806. …

Nos vamos, pero mucho hemos de hablar de tí, hermosa entre las hermosas. Volveremos a mirar tus ovejas bañándose en la madrugada y las tumbas cartaginesas cubiertas de alcaparras floridas y las retamas y las redes que los pescadores sacan tan plateadas por sus ánforas griegas cubiertas de moluscos.

Tenemos que volver a mirar a las muchachas ibicencas y a envidiarles sus collares; tenemos que besar a las viejecitas con sus husos en la cintura y a aquella madre con su hija que nos dejaba robar uvas para nuestra hambreTenemos que sentarnos en el café de la Estrella -Verdad Pau? ¿Verdad, Escandell?-, mirarnos, recordar y mezclar aquel cuplet que oíamos: Que tengo sangre gitanaen la palma de la mano- a la Internacional que confidencialmente cantábamos…’.

 

ILLES.cat

Online-Literaturplattform

Schreibe einen Kommentar